Yo

Canario felizmente afincado en Sevilla y con el corazón dividido

sábado, 25 de septiembre de 2010

Mis desencuentros con la Iglesia

foto, de la posguerra 
Como sabéis, no me considero un Católico confeso, mas bien soy de los que se deja llevar por las tradiciones del lugar,me bautizaron mis padres, porque en aquellos tiempos era prácticamente una obligación, estuve un tiempo en un colegio de monjas , las cuales se encargaron de pegarme alguna que otra cachetada por ser zurdo cerrado,hice mi primera comunión, por el mero hecho de que si no la hacía , me quedaba sin fiesta y sin regalos, (tres o cuatro calculadoras, otros tantos relojes Casio,y alguna que otra pluma estilográfica). Me hice hermano de dos hermandades de penitencia en Sevilla, pues era de tradición en mi Familia materna El gran Poder , en la cual salgo de penitente, y en La Sed de Nervión , por afinidad y cercanía a mi novia y amigos los cuales eran de ese barrio salía de costalero. Me casé por la Iglesia, por tradición y por dar el gusto a nuestra familia,el bautizo de mis hijas más de lo mismo, la primera comunión de mi hija mayor fue por decisión exclusiva de ella, y la de la pequeña, tengo la esperanza de que no se celebre, lo cual me temo se quede mi gozo en un pozo.
La Iglesia y yo somos como un matrimonio de conveniencia , no nos podemos ver, pero cuando he necesitado algo de ella......ni siquiera en esos momentos la he tenido, más bien todo lo contrario.

2 comentarios:

Alfonso dijo...

Ay, no me hagas hablar de esto hombre, que estoy en plena crisis ... :)

Anónima 21400 dijo...

Hola!!!

En un momento de escaqueo en al curro te comento que soy roja, roja, de las del puño levantao.

Lo del bautizo y la comunión, el primero porque no lo hice concientemente y el segundo pues por acompañar a las compañeras del cole.

Lo de la boda, ya lo hice en el Juzgado, porque por aquel entonces sólo podía ser por allí.

Ahora sí, me gusta la Semana Santa y la Romería de la Cruz, y las fiestas de los barrios (en Ayamonte las de la Virgen del Carmen en Canela y San Antonio en Punta del Moral, en Sevilla la velá de Santa Anta), las fiestas de las Angustias y las Navidades, mas que nada por la jueguilla que traen consigo, porque si no fuera por eso....

Bueno, se me acaba el escaqueo.